lunes, 31 de julio de 2006

AMLO toma el DF

Este es el día dos desde que se inció la toma, el agua ha comenzado a escacear y los alimentos se vuelven mas díficiles de conseguir. Hoy en la mañana tuve que hacer fila por media hora para conseguir un vaso de atole y un pan, si esto sigue así me temo que pronto iniciarán revueltas.

El toque de queda ha puesto de nervios a la población, muchos se han atrevido a violarlo, en busca de droga o alcohol, otros cuantos solo quieren divertirse con las pu7as que aun salen a lo largo de Tlalpan, parece que a ellas no les afecta en nada el sitio.

Esta noche he decidido salir a buscar más comida, pero es casi imposible, los súpers parecen fortalezas y los ocsos definitivamente han cerrado, pero no todos, se rumora que hay uno en la zona rosa que aun abre de noche.

Pasada la medianoche salgo a escondidas, es muy curioso como reacciona la gente ante circunstancias extremas, a pesar de que no hay patrullas en las calles la gente respeta el toque de queda, más por miedo que por la represión en sí. AMLO es muy cuidadoso al escoger las palabras para sus discursos.

Es relativamente fácil llegar a la zona rosa, solo hay que saber por donde no pasaría una cucaracha, es decir una patrulla. Al llegar a la calle de Florencia, veo que está llena de malafachas, parece que los tiras aprecian mas a una vestida que a una de a deveras, por que no me sorprende?

Lo que si me sorprende son los chavitos que estan sobre Hamburgo, con los ojos vidriosos, y camisetas que revelan gran parte de su torso, cuando veo a uno, me hace recordar un poema de Lorca... "y el sol canta por los ombligos de los muchachos que juegan bajo los puentes" solo que no es el sol el que canta, es el ansia por la droga la que aulla. El nuevo orden de AMLO ha sabido controlar muy bien a la juventud.

Cuando llego al ocso y lo veo abierto es como si las puertas del paraíso fueran reveladas ante mi, ni tardo ni perezoso le pido la encargado un paquete de cigarros, y ahí por la ventanita se asoma un ser grotesco, ceboso, con la camisa del uniforme abierta, una camiseta blanca, bueno, gris, con manchas de grasa, diciendome "son $100 pesos".

¿Acepta vales del gobierno? Todo lo que oigo es un gruñido, como de un cerdo al que le han pisado una pezuña, de mala gana los toma y le pido tambien dos maroo-chan, son geniales, todo lo que necesitan es un poco de agua y no tienes que precuparte de nada, también le pido una botella de agua y algo de droga. De todo suman 5mil pesos.

No me malentiendas, yo no consumo esa cosa, te puede freír el cerebro en un año. Pero siempre es útil cambiarla por servicios. Me pregunto que tocará ahora, una pu7a?, un malafacha? o un chavillo? No, mejor iré a ver a mi Tomandante, siempre es útil mantener buenas relaciones con los tiras.

Cuando regreso a la casa, ocultandome entre arbustos y árboles para no ser visto por las trullas, veo que los trabajadores del DDF están poniendo un espectacular que dice, "Nuevo soylent green, nutritivo y barato". Que Dios se apiade de todos nosotros.

3 comentarios:

Pei dijo...

A ver, ya no entendí. ¿Compraste droga en el oxxo? ¿Neta? ¿5mil lanas de droga? ¿Y luego? Órales, esto se está poniendo emocionante :p

Por lo que he leído aquí y en otros lados, lo de AMLO se está poniendo bien loco, y qué bueno que no vivo en el DF en este momento de la historia... aunque no cabe duda de que se está haciendo historia. Cañón.

Helkador Calotari dijo...

Chris said. . .

JA JA JA, DE POCA MADRE MAESTRO, DE POCA MADRE.

Me fascinó el final con eso del Soylent verde. Me gustó mucho el cuento y sin importar lo que pase en la vida real, debo decirle que me pasé un muy buen momento al leerlo.

Que bueno que, al igual que Pei, no vivo en el DF. . . Si no en Vana'Diel ^_^U

Raven dijo...

Jajaja, es una buy buena historia! Neta, deberías escribir más de esto.

Saludos!