domingo, 13 de diciembre de 2009

¡La Navidad!

Invariablemente la temporada navideña llega una vez más, aunque no todos se sientan muy navideños y otros más sean grinch al respecto. Aunque como ya dije, no tiene caso sufrir por malos recuerdos de años anteriores. No tiene caso arruinarse todas las navidades, ¿o sí?

La verdad es que yo prefiero siempre crear nuevas anécdotas, nuevos recuerdos felices y ha funcionado. Como dije en algún post pasado, mi familia es chiquita y rota. Si no hubieramos superado las adversidades, la navidad se hubiera extinguido. Y sin embargo, estoy todo ansioso porque ya lleguen las vacaciones y viajar a Poza Rica, Ver.

Ya quiero llegar, abrazar a mi mamá y a mi hermano, sacar a la Furia Negra para llevarlos al súper, comprar la despensa, las cosas para la cena de navidad y sobre todo, todas esas cositas (goodies) especiales de antojo que le dan el toque especial a estas fiestas.

Estos ultimos meses la melancolía ha estado ausente de mi vida. 2009 ha sido el año en el que salí de problemas financieros, proyectos esenciales se cruzaron por mi vida, la cual puedo decir que desde aquél fatídico 15 de octubre de 2006, he logrado reconstruir plenamente.

Estoy feliz, muy feliz. Y creo que el impulso que he logrado conseguir para poner en movimiento mi vida no parará. Si antes me preguntaba ¿qué estoy haciendo de mi vida? Ahora lo sé, estoy siendo una mejor persona.

Y claro, como buena persona que soy, tengo derecho a consentirme, por lo que las compras navideñas han estado a la orden del día. Después de todo, ¡me lo merezco! Jajajajajaja. No en realidad no es así.

Es decir, si me he consentido con regalos, pero ya no gasto como antes. Todas mis compras están planeadas, considero mi capacidad de pago y son siempre a plazos sin intereses, los plazos mas cortos posibles para terminar con las deudas rápido.

Aun me faltan comprar los regalos de mi mamá y mi hermano, pero este año en lugar de quebrarme la cabeza en pensar que les gustará he decidido llevarlos a que ellos mismos escojan que es lo que quieren.

Y claro, con todos estos regalos tiene que haber un árbol para ponerlos debajo, por lo que hoy por fin he puesto mi árbol de navidad del lado derecho de mi blog, que durará toda la temporada navideña y si alguno de ustedes quiere darme un regalo virtual, lo pondré ahí debajo. Bueno, creo que eso es todo por ahora, no quise poner la descripición de los regalos que me compré para navidad, las imágenes hablan por si solas, solo 3 aclaraciones.

La imágen del segundo iPod Touch, representa un gelaskin, es decir una fundita o skin para mi iPod. La cosa gris con el logo de iomega es un disco duro externo, por lo demás creo que queda claro. No me resta mas que desearles una muy feliz navidad.

4 comentarios:

Alonzotunafish.net dijo...

Eso es el espíritu de la Navidad !
Comprarse cosas y mas cosas !

Me da gusto que aun recuerdes los tipa que re di para elegir tenis y mas gusto que los pusiste en practica. Vas a caminar mas y mejor ta veras chavo :)
Sigue pasando felices fiestas y que el espíritu de ka Navidad este contigo en los centros comerciales


Saludos !

Dr. Belmont dijo...

mmmh.....er..primero en escribirte?...Creo que todos tus lectores ya están de "vagaciones"

Rwddael Argonar Nyrennsen dijo...

Qué padre que disfrutes el espíritu de la navidad, y qué bien que te hayas hecho tan buenos regalos, te imagino como un niño de 8 años con sus juguetes nuevos.

Te quiero regalar un PSP... virtual

Chendo dijo...

Que bien que te des tu tiempo para consentirte ahora y siempre, sino, ¿cuál es la función de trabajar para adquirir cierta cantidad de centavos? para mi que hay que hacerlos circular ... que sean sólo un medio, no un fin.