miércoles, 16 de mayo de 2007

¿Quién se ha robado mi sangre?

Hace dos fines de semana jugué la parte final de la aventura de Vampiro La Mascarada, intitulada "¿Quien se ha robado mi sangre? O de como matar y no morir en el intento".

Siempre he sido master de no preparar nada e ir inventando la historia segun vaya saliendo. Sí me gusta por lo menos tener algo sólido para el empiezo y ya después lo que salga. Esta técnica funciona a las mil maravillas en Dungeons & Dragons, sin embargo para Vampiro no siempre es buena idea.

Excepto que ese sábado las cosas serían diferentes. Al no poder encontrar mas pistas en México para averiguar quien mató a la lideresa del clan Ventrue, sire de un personaje, tuvieron que ir a Inglaterra a perseguir a un tremere pseudorenegado. Pero las cosas tomarían otro giro.

No bastó que encontraran el objeto por el cual una vampiresa había sido exterminada, de hecho más les hubiese valido no encontrarlo, ni saber de su mera existencia, pues ahora eran perseguidos por todos.

Un objeto tan valioso que empezó a provocar desconfianzas y sospechas, para dar pie a traiciones, alianzas temporales, muertes sin razón, pero sobre todo, obligó a los jugadores a pensar que hacer para salir sino victoriosos, por lo menos librados de la situación.

Dudé que lograran salir con vida, o por lo menos con su no-vida intacta. Por un momento pensé que todos terminarían liquidados, sin embargo me gustó mucho como resolvieron la confrontación que decidí no matarlos y darles una recompenza mayor.

Fue todo un reto para mi como Master resolver tanta intriga y misterio, tanta traición y muerte. Al final quedé mucho muy satisfecho con el resultado y por lograr que mis jugadores probaran otro nivel de rol.

Bueno, espero que para la próxima aventura logre la misma emoción. Si es que hay próxima claro, jajaja. Por ahí escuche que algunos ya se estaban aburrindo del rol.




3 comentarios:

Raven Lausleahleahhann dijo...

Aburriendo no, pero no siempre hay tiempo. T.T

Ivan >_ dijo...

Si,
por q no entiendo nada!

Suldyn dijo...

La neta yo ya me empecé a cansar un poco del rol, pero esta partida me hizo recordar el porqué me gusta.