lunes, 14 de mayo de 2007

El Pantera

Cuando uno estudia Comunicación Social (Ciencias de la Comunicación) aprendes la estructura de los medios, la escencia de lo que es y de lo que deberían ser. Verdaderamente un tormento.

Antes veía una película, leía un artículo, oía la radio, o veía tele y ya. Si me gustaba o no sólo dependía del humor, de que tanto me hiciera reir, llorar, emocionarme, asustarme, etc.

Después, cuando uno va aprendiendo a masticar, digerir y vomitar, sufres mucho pues aprendes a criticar. A resaltar los defectos escondidos, mofarse de la vanalidad y ufanarse de la pseudointelectualidad barata que provoca la deconstrucción superficial de la estructura mediática.

Hace apróximadamente siete años renuncié a la televisión nacional. Sí, así como lo oyen, dejé de ver Televisa y TV Azteca, el Once, el 22, y los canales estatales. Hasta la fecha sigo sin ver telenovelas, noticieros, programas matutinos, la barra cómica del canal de las estrellas, los programas de chismes de la farándula, e incluso los nocturnos del cinco, otro rollo, incógnito, etc.

Me la paso consumiendo series gringas subtituladas gracias a los servicios de la televisión pagada, desde Frasier, Will & Grace, That 70's Show, hasta The Simpsons, Heroes, etc. etc. y ahora con esta masiva publicidad que Televisa está haciendo a sus series "originales" decidí darle una oportunidad a la televisión nacional.

Me prometí a mi mismo que no me iba a burlar, que trataría de asimilarlo justamente. Cuando inició el primer capítulo de El Pantera, hice acopio de toda mi fuerza de voluntad para no reirme de de la forma en como venden la historia, con un softporn del personaje principal.

Apenas va empezando, se paciente, pensé. Después de ver el origen del personaje, la historia va lenta, aunque constante y estructurada, pero lenta al fin y al cabo. Sin embargo el colmo fue cuando el Pantera se reencuentra con el pasado al regresar al edificio donde mataron a su novia y revive la pelea y la madriza que le pusieron, para esto nuestro querido héroe está todo vestido de negro...

El Cuervo. Diez minutos habían pasado de la historia de El Pantera... basado en un comic, para ver un cliché remedado a la mexicana. Justo cuando pensé que se iba a aventar otra vez por la ventana, aparece una niña. Sí, justo como en la película.

Algo que siempre he odiado y siempre es causa de hilaridad son los pretextos simplones que usan para dejar las pistolas a un lado y darse de karatazos. Por eso, nunca olvidaré la escena en donde Indiana Jones saca su pistola y mata al espadachín vestido de negro. Sabio visionario el director de esa película, que no diré quien es porque raya en lo políticamente incorrecto.

La actuación boba del personaje principal junto con los diálogos acartonados peor que en cualquier película de Arturo de Cordoba es casi opacada por la estructura de la historia. Es una amalgama de bueno y malo que sin ser kitsch nos pretende vender a un héroe... o antihéroe... (de hecho creo firmemente en que la única forma de que exista un [súper]héroe mexicano es siendo precisamente un antihéroe) que es como un Vigilante (léase viyilante).

Sin embargo, el verdadero problema al que se enfrenta la serie es querernos vender una historia inverosímil. Podemos aceptar que haya cirujanos plásticos con severos desordenes de personaliad, investigadores que saben quien es el asesino porque dejaron un pelo en la escena del crimen o doctores que se enfrentan a las enfermedades más raras del planeta, gringos que estén mutando y tengan superpoderes e incluso mas gringos que se estrellaron en una isla en la que vuela una mosca y se desarrolla todo un flashback para dar pie a un misterio que se resolverá en otro flashback de los interminables personajes ahora isleños.

Pero por alguna extraña razón que en estos momentos está fuera de mi comprensión, no podemos aceptar que haya un cuate que quiera limpiar la Ciudad de México de la escoria de la sociedad.

Y es precisamente por esa razón por la que estoy dispuesto a ver otro capítulo más de El Pantera.

5 comentarios:

Lord Kevin Lomax dijo...

Y aun más, por eso también le doy una oportunidad a Skimo por el Nickelodeon!

Dr. Belmont dijo...

Wacala, como que Skimo a no, este trata sobre el pantera verdad, ps el pantera rulez!!! ok la verdad no vi el programa, ni soy fan del personaje y solo una vez lei una historieta (en Mexico no son comics)cuando esperaba mi turno en la peluqueria pero en esa unica revista que lei la historia era muy buena (para un niño de 8 años) asi que Condonman y Kama Hari son la ley.

Dr. Belmont dijo...

Y que me dices de 13 Miedos? Se me figura la pelicula de 13 fantasmas con la combinacion de cazador de sombras, claro que aun no comienza y hay que esperar para ver que pasa.

Raven Lausleahleahhann dijo...

Yo no veo tele de ningún tipo. Y eso es todo lo que tengo que decir al respecto.
Punto.

Aunque quizá deba decir que no veo tele porque así me ahorro las 200 lanas del cablenet.

Ivan >_ dijo...

eso de la -historieta 'el pantera'-, me suena a .....!!
jaja, como las canciones del grupo marrano,exterminador, los capos, o cualquiera de la sierra de durango jaja[no se por q, pero lo hace].

Y pues, ya



continuara...