jueves, 21 de agosto de 2008

EL DESEO

En 1995 escribí una historia que durante muchos años fue mi obra maestra, durante algún tiempo me trajo mucha satisfacción, pero después se convirtió en mi sombra, en una pesadilla. Por más que escribiera lo que fuera, no podía superarme.

Fue mi maldición por diez años más o menos. Un período de escasez creativa y de historias mediocres de superhéroes. Hubo sus excepciones como la que se publicó en un comic que se regaló en alguna Mole. Es más o menos hasta que abrí este blog que el ejercicio constante de escribir ha hecho que supere a mis demonios.

Aún no se si con mis trabajos recientes he superado esta historia. Así que querido lector, espero que la leas con avidez, que trates de recordar como era 1995 y su contexto, que apenas se vislumbraba el fin del mundo y nadie se preocupaba de nada salvo de sus asuntos. Era la mitad de la década, antes del internet.

No olvides dejar tu comentario pertinente. Sin más preambulos aquí esta el tesoro perdido, mi obra maestra.

------------------------------------------------------------------------------

EL DESEO

Aquella noche me sentía muy solo. La enorme mansión resultaba fría y solitaria. Tomé el abrigo y decidí dar un paseo por las calles de la ciudad.

Ya en el carro, mi única compañía era el gato. No dejaba de sentir aprecio por él. Desde hace ya mucho tiempo sólo con él he convivido.

Nunca me había interesado realmente que pasaba con el resto dle mundo. De hecho, nunca me había preocupado por interesarme. Siempre he pensado que nadie se ocupa más que de sí mismo.

Parece que soy demasiado egílatra como para soportar a alguien. Mejor sólo que mal acompañado. ¿Para que me sirven los otros? ¿Para decirme qué está bien y qué está mal? O de plano, ¿sólo para estorbarme?

Si se apareciera un genio, le pediría que todos los demás me alabaran o que me obedecieran ciegamente. ¡Quisiera ser un símbolo sexual irresistible! O, ¡qué se yo!

En este mundo sólo sirvo para que los demás justifiquen sus culpas ante otros. Creen que con tratar de ser mis amigos han hecho méritos para ganarse un lugar en el paraíso.

De pronto, ante mí, se apareció un demonio horripilante. Frené el carro de inmediato. Fue curioso, no había nadie en la calle. De hecho, no había calle.

Todo estaba cubierto de una espesa niebla que impedía ver a mi alrededor. Voltée de inmediato para cerciorarme si el demonio seguía allí.

Y allí seguía, mirándome con sus ojillos rasgados, rojos como las llamas del infierno, moviendo sus alas como animal al acecho.

De pronto, como si después de mil años de silencio, habló. Mi cuerpo vibró ante el tono grave de su voz:

"Debo conceder un deseo".

Toda mi vida pasó frente a mis ojos. Imaginé lo que hubiera podido llegar a ser... ¡Tan sólo uno de mis deseos! Y pensar que con uno puedo reparar mil errores. O, ¡puedo obtener el éxito! ¿Cuál o qué pedir? Después de todo, sólo es uno.

Entonces el demonio habló:

"Es algo irregular, pero está bien".

Desapareció. No dejó huella de su existencia. No pude expresar mi deseo. Me sentí decepcionado y también intrigado por sus palabras.

De repente mis manos empezaron a convertirse en garras. Las cosas parecían agrandarse. Mis orejas crecían, me salía un rabo entre las piernas que se transformaban en patas.

Las garras del gato me atraparon. Sus enormes colmillos atravesaron mi cuerpo y entonces comprendí la simpleza de los hechos:

El gato había deseado cazar un ratón.

9 comentarios:

Dr. Belmont dijo...

mmm no se si poner esto pero tu pediste comentarios, al final quedo diferente del original que tuve oportunidad de leer pero esta bien; aunque si he de ser sincero me gusto mas el otro...O quien sabe a lo mejor el que yo lei no era el original.

Raven Lausleahleahhann dijo...

AY! Eso me pasó a mi con el Meritito Demonio... hasta ahora nada lo ha superado... Eso me desmotiva y desespera.

Master Pei dijo...

Maestro Argel, me gustó el cuento. Muy bueno, sí. Final sorprendente, y muy bien contado. Échele ganas, que verá que sí puede seguir escribiendo obas maestras.

Raven: lo mismo digo. El Meritito Demonio es tu mejor cuento, pero sabes que todo lo que escribes me gusta. Yo creo que puedes seguir con obras maestras, que el arte ya lo tienes. Así que a escribir se ha dicho!

Marfila dijo...

PLACER, PLACER Y MÁS PLACER AL LEERTE MI NIÑO!
NO NOS ABANDONES.........
SÉ DE UNA DIVA QUE TE EXTRAÑA.....

UN ABRAZO

BERENICE

Ai dijo...

Es un cuento divertido, inteligente, ameno, como tus posts. Realmente no veo porqué habrías de considerarlo como tu reto a vencer. El crear, ya sea escribir, pintar, escribir un blog consiste en justo eso, hacer canto nuestra inspiración nos proponga, sin importar si creemos es bueno malo o regular, pero continuar creando y nunca dejar de crear. Las obras maestras son los veintes en la tirada de craft, por decirlo en términos roleros jejeje.

Raven Lausleahleahhann dijo...

Wow! Me gusta cómo piensa este último personaje llamado Ai!!! Me late eso de crear por que la inspiración llega, no para calificar nuestras obras!

Ivan >_< dijo...

Es la que llevabas al Cele?!

mm bueno si la leo me enterare!! !XP ntc!
jojojo

Suldyn dijo...

¡Que buenos comentarios los de Pei y Ai!

Yo no puedo dejar de crear nunca, historias, ilustraciones, música, podcast (Garageband). Y lo hago por el gusto de hacerlo poniendo toda mi habilidad en ello por el puro gusto de hacerlo. Claro que hay resultados que me gustan más que otros, pero los "malos" los veo como práctica necesaria para llegar a hacer los "buenos"

Raven Lausleahleahhann dijo...

Exijo post nuevo!!!!!!!!!