sábado, 5 de abril de 2008

Sábados, no more.

Digan lo que digan, muchas cosas han cambiado en Toluca, al menos muchas de las que me rodean, ciclos se cierran y ciclos se abren.

No estoy hablando de mí en lo particular, sino de las cosas que me rodean, de como todo siempre está en movimiento, aunque no lo percibamos. Todo sigue su curso, las cosas cambian, evolucionan o maduran, giran y giran, como una impasible rueda de la fortuna.

Muchos están iniciando nuevas etapas en su vida y yo estoy justo en ese preciso momento en el que debería de iniciar otra etapa, pero no lo he hecho. Me he quedado en medio otra vez. Como siempre me suele pasar, no digo que sea bueno o malo, simplemente me toma más tiempo empezar nuevas cosas.

Mis fines de semana han cambiado. Sí veía a mis amigos sábados y domingos, ahora son los viernes y domingos, dejándome un hueco libre, un sábado sin nada que hacer. Bueno, si podría ir a ver a mis amigos en sábado, pero es que han decidido embarcarse en una actividad que a pesar de que me gusta mucho, no termina de agradarme del todo como ellos lo hacen, además es un pasatiempo en el que el cupo ya está lleno y aunque si me darían cabida si lo pido, no funcionaría igual, pues ya está saturado de por sí. 

Quizás no debería afectarme tanto este cambio en mi rutina, pero como ultimamente he andado demasiado sensible, supongo que es un efecto colateral. Supongo que muchas personas estarían rogando por tener verdaderamente un sábado en blanco. Un sábado con tiempo para ellos, pero debo recalcar que no es lo mismo, puesto que la mayoría de los sábados se suele pasar con los amigos, no en este caso.

Si, quizás debería de dejar de ser patético y empezar a hacer nuevos amigos, quizás debería de dedicarme tiempo para mí, tiempo de calidad, arreglar mi casa, arreglar mi ropa, guisar para toda la semana... pero seamos honestos, toda la semana tengo tiempo para mi. Uno de los mayores problemas de vivir solo, es precisamente eso, la soledad.

Llevo viviendo solo desde el 2000, exceptuando tres años que compartí casa con unos amigos y un año que estuve casado, ahora llevo un año y medio viviendo solo de nuevo y debo decir que los efectos son acumulativos. La única ventaja es que ahora ya puedo identificar más fácil esos sentimientos encontrados que provoca la soledad y tratar de mitigarlos o desviarlos.

Sin embargo añadir un día más a la semana de soledad no es nada bueno. Debo de encontrar algo que hacer, a pesar de que tengo Rock Band, me la paso jugando toda la semana, asi que cuando llega el fin de semana es lo que menos quiero hacer. 

Seguramente me volverán a recomendar que me salga yo solo a caminar, a dar un paseo por ahí y disfrutar el día y la ciudad. Y es buena idea, pero lo último que quiero hacer es pasar el dia solo. Así que definitivamente es urgente que encuentre algo que hacer.

Y sí, por si se lo estaban preguntando, definitivamente no ire los sábados, a no ser que cambien de actividad. Varias cosas se me pasan por la mente, he recordado que aun tengo una cámara digital reflex de 35mm (o sea una cámara fotográfica tradicional profesional, o como me gusta llamarla, una cámara mecánica) es una Pentax K1000. Quizás la desempolve y me vaya a tomar fotografías.

Retomar esos viejos conocimientos de fotografía profesional que me fueron heredados. La otra cosa es que quiero retomar las catas de vino. En verdad es algo que disfruto mucho y que quiero desarrollar, mi paladar es burdo y bruto, quiero pulirlo o al menos intentarlo. Hacerlo en forma, como se debe.

Lo malo es que, aunque el vino no es propiamente caro, si lo es todo lo que conlleva, cursos, clubes, accesorios, copas, termómetros, decantadores, bombas de vacío (no para mí, para las botellas), pero supongo que poco a poco podré ir conformando o mejor dicho consolidando este nuevo hobby. Un comentario al margen, este podcast es muy bueno, es un curso de vino para principiantes, así que si tienen ganas o se interesan, escuchenlo, es muy bueno y gratuito: Vino Para Principiantes, tambien está disponible en FrecuenciaCero).


Bueno, se me ha ido el tiempo pensando en otras cosas y he perdido el hilo de este post. Así que hasta aquí lo dejaré.  No estoy mal, pero tampoco estoy bien. Sigo buscándome afuera del ciberespacio.


4 comentarios:

Raven Lausleahleahhann dijo...

Yo me pregunto que actividad es esa que no quieres hacer... y con quien no la quieres hacer.

Es extrano, yo prefiero estar sola y hacer cosas sola. Sera por que aca no me queda de otra?

Suldyn dijo...

Supongo que mi único comentario al respecto vendría siendo que en mi caso se cambia una cosa por otra. Que nada es gratis en la vida y siempre se debe de pagar uno o varios precios por aquél deseo cumplido.

¡A que caray con esas puertas dimensionales! Nunca se sabe qué hay al otro lado y qué tan difícil pueda llegar a ser el cerrarlas =P

Kitsune dijo...

Tengo la misma duda que Mel...

Como sea, disfruta tu soledad, no la sufras, del mismo modo que la compañía de los otros

Un abrazo!

THOR dijo...

Neta que a mí si me preocupa Don Lord Kevin Lomax. Aunque no te conozco, me identifico mucho contigo, por lo que he leído en tu blog y he escuchado en el Podcast de Antimateria. Si me permites, he notado que cuando te deprimes o estás nostálgico escribes, pero escribes de una manera muy sentida, muy sensible que me permite darme una idea completa de como eres.

Y si te consigues una novia, y si practicas algún deporte en algún club deportivo y te dedicas a cultivar el cuerpo, también ahí puedes conocer gente...

es más y si un día te invito una tortita y una cerveza del salón corona en la ciudad de México, digo por lo menos un sábado no tendrías que preocuparte en saber que hacer.

Ta mando un abrazo.

PD: No es necesario que publiques este comentario.