sábado, 12 de abril de 2008

Kailen Ardgall

Kailen Ardgall tuvo una infancia algo complicada, cuando cumplió once años, cosas raras empezaron a sucederle, cosas hechas como por arte de magia. Desde entonces su familia lo miraba con algo de desconfianza, pues el pueblo donde vivía no era muy amigable con los magos. ¿Y como no serlo con esos seres que con solo un gesto pueden quemar a una persona?

El tiempo transcurrió y Kailen hacía muchos esfuerzos por controlar esos arrebatos espontáneos de magia, pero a pesar de eso, de vez en cuando pasaba algo, como cuando era el día de plaza en el pueblo, cambió de color toda la leche del granjero O'Connor, quedando de color morado.

Tuvo que correr mucho, antes de que el granjero dejara de perseguirlo, suerte para el padre de Kailen que la leche regresara a su habitua color blano, pues si no tendría que pagarle al viejo O'Connor.

Así que cuando Kailen cumplió la mayoría de edad, su padre sin dudarlo le dijo:

-Hijo, ve a buscar a tu tío, el es un gran sorcerer, es como tu. De joven salió de viaje para perfeccionar sus poderes, lo ultimo que supe de el, es que al parecer se ha convertido en un gran aventurero poderoso. Sigue su ejemplo y no regreses nunca.

Dicho esto, extendió la mano con un saco lleno de monedas de oro. Los ahorros de la familia.

-Papá, se que no encajo aquí, pero tampoco quiero abandonarlos, ¿quien los cuidará en su vejez? ¡No quisiera perderlos! -dijo Kailen con ojos acuosos, tratando de no soltar el llanto.

-¡VETE! ¡Vete ahora que no está tu madre! -gritó el padre.  ¡LARGATE!

Kailen no pudo más, agarró la bolsa y se fue, corriendo. Corrió y corrió hasta que no pudo más. Y cayó desfallecido de cansancio.

Tres años han pasado desde aquel terrible día. Ahora Kailen ha logrado perfeccionar un poco sus poderes aprendiendo por cuenta suya, pero aun sigue buscando a su tío, con la esperanza de convertirse también en un gran sorcerer.

Sin embargo ahora se encuentra descansando varios días en la ciudad de Kalamar, pues el festejo de la luna es algo digno de disfrutar. E incluso espera poder encontrar noticias de su tío en esa gran ciudad, puesto que ahí hay un grupo de sorcerers que son muy conocidos por sus aventuras, quizás alguno de ellos pueda darle alguna información.

Y quien sabe, quizás la familia de Kailen también haya asistido para el festejo de la luna...

2 comentarios:

alonzin dijo...

MMMMMMMMMMMi mejor amigo Kevin Lomax!

como estas chavo.tu historia me gusto, de hecho hasta senti como si estuviera leyendo un anime.

te mando un saludo mejor primer amigo ,(no como el segundo mejor amigo que tengo) que estes bien chavo , solo pasaba a darte la vuelta por aca, pues es lo que puedo hacer.
si viviera por alla nos agarrariamos a chingazos en guitar hero todas las tardes , bye!


Alonzin

Raven Lausleahleahhann dijo...

Saludos Lomax... y saludos a tu Otra Parte.