lunes, 22 de octubre de 2007

Olvidé que era Ryoga

El viernes saliendo de trabajar me dieron un aventón de mi oficina a Pinosuárez y las Torres. Pasé a saludar a unos amigos del trabajo y de ahí decidí irme caminando hasta Av. 5 de Mayo, donde está la agencia de Chrysler.

Debo decir que disfruté mucho la caminata, armado de mi fiel iPod y de un día muy agradable, soleado a ratos, conocí calles que nunca en mi vida habría pensado que existían. Y justo ahí recordé que era Ryoga.

Para los que vieron el anime Ranma 1/2, recordarán que Ryoga era un personaje de lo más desorientado, tardaba semanas en llegar a un lado y no sabía seguir indicaciones. Pues bien, mi famoso sentido de orientación hizo de las suyas.

No se por que, pero de algua forma u otra siempre salía a Pinosuárez, cuándo mi intención era encontrar las Torres. La primera vez salí justo donde empezaba el parque del hípico, la segunda vez salí atras del IUEM y como la tercera era la vencida esta vez si salí a 5 de mayo y las Torres.

Recorrí 5 de Mayo, esa avenida sólo la había recorrido en autobús, pero resulta que es agradable caminar por ahí. Así pues, una hora después llegué a mi destino.

Realmente me gusta mucho caminar. Y ahora con eso de que me estoy haciendo adicto a los audiolibros, pues más aún. Ya escuché/leí el corazón delator, el cuervo, el extraordinario caso del Sr. Valdemar, tus zonas erróneas, padre rico padre pobre, los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, el principito, la máscara de la muerte roja y tengo pendiente el retrato de dorian grey.

Sé de alguien quien me reprochará que todos esos libros ya los leyó en su juventud, yo también leí algunos, pero es muy diferente el escucharlos. Realmente hacen que el tiempo pase ligero y rápido, más aun cuando estoy haciendo tareas repetitivas en la oficina.

Creo que me gustaría salir a caminar mas seguido, pero como alguna vez dijo Leny: "Sí tan sólo tuviera a donde ir". La mayoría estará pensado que no es importante el destino sino la travesía.

Yo no concuerdo con eso.

6 comentarios:

Kitsune dijo...

Alguna vez viste esos señalamientos en las calles que decían "camina tu ciudad"? No me consta si aún queda alguno en el centro, pero recuerdo que yo apenas comenzaba a descifrar los signos cuando me topé con alguno de ellos y marcó mi vida: a partir de ahí me hice adicta a caminar sin rumbo y en serio que se disfruta inmensamente sobre todo escuchando buena música (es que no he hecho la prueba con los audiolibros)

*suspira*
Acabas de despertar mi alma caminante pues hace un rato que no camino más que de la escuela a la casa, debería salir ahora sigilosamente entre el frío nocturno
:)

Ivan >_ dijo...

JAjaajja, eso de caminar por la ciudad, se me da mucho....
buscando el camino de regresoo

y la musica, me ayuda a q no me vuelva loco al ir caminando!
pero pues, si es agradable.

Kitsune dijo...

@Iván, te pierdes mucho?

Suldyn dijo...

Caminar rulea.

A mucha gente le molesta siquiera andar unos cuantos metros y odio ver cómo las personas que van en auto a cualquier literalmente se pelean por los sitios de estacionamiento más cercanos a las puertas de su destino, siendo que hay muchos lugares libres a sólo unos metros de distancia.

Raven Lausleahleahhann dijo...

Pos he de decirles pequenos mios que yo tambien amo caminar y acepto abiertamente que mi sentido de la orientacion es... no, permitanme corregir, yo no tengo sentido de orientacion, siempre me pierdo cuando camino por lugares nuevos, y es que nose donde queda el norte o el sur o whatever.

Mi caminata mas reciente fue en Dublin y no me preocupe porque Mr. Leonard iba de guia, pero cual fue mi sorpresa al descubrir que el es igual de desorientado que yo. Baste decir que nos perdimos un buen rato y un borracho nos tuvo que ayudar. Disfrute mucho la caminata sin embargo. Espero repetirla de nuevo.

Kitsune dijo...

Para encontrarte a otro borracho buena onda?
:P