sábado, 10 de junio de 2006

Oido

Bueno, hablando de los sentidos, uno muy menospreciado es el oido. Cuando camino por la calle, intento cerrar los ojos y distinguir lo que escucho, me resulta muy interesante, pero muy dificil distinguir el gorgoreo de un pájaro en medio del ruido de los coches, o los pasos de la gente (antes de que choque contra algun poste, jejeje). Cuando pongo atención, cientos de sonidos saltan, cosas que no te habías percatado que tienen un sonido particular. Es curioso como la vista absorve todo, nos guiamos por la vista para ver si nos agradan las cosas, validado después por el tacto, el gusto o el olor. Pero lo curioso de esto es que no requerimos de la vista para validar lo que oimos y viceversa. Quizás algunos estén pensando de los videos músicales, o si observas un concierto, pero ciertamente lo que validas no es el audio, sino el desempeño del artista. Siempre he creido que todos los sentidos deben trabajar en conjunto, en armonía, pero si hay alguno que tenga rasgos de independencia, es el oido.
Muchas veces cuando estoy inspirado escribiendo las tonterías a las que llamo cuentos, prefiero cerrar los ojos y escuchar mi voz interna y escribir lo que pienso, bueno, ahora que lo pienso, ¿alguno de ustedes puede teclear con los ojos cerrados?
Las cosas que me gusta oir:
  1. Música (Me gusta casi toda la música, aunque prefiero el metal sinfónico, pero en mis momentos de intimidad lo que me apasiona es la música clásica)
  2. La respiración de mi pareja cuando hacemos el amor (¿Nunca han cerrado los ojos y dejarse guiar sólo por los demás sentidos? ¿Deducir que lo que están haciendo es tan chido que por el ruido de la respiración lo sabes?)
  3. El ruido del mar, de las olas rompiendo, de las gaviotas graznando, de un caracol, del aire pasando por mis oidos, las sirenas para niebla de los barcos (Me encanta el mar, pero no la playa, ¿tendrá sentido?)
  4. De los truenos, de la tormenta, de la lluvia, del aire al pasar entre las hojas de los árboles, me provoca un sentimiento de miedo al principio, pero luego se me pasa y me da un sentimiento de poder (Me encanta mojarme en la lluvia, hace que me sienta en armonía con la naturaleza)

1 comentario:

Raven dijo...

Wow!... me hiciste recapacitar en el sentido del oído. Definitivamente los sonidos tienen el poder de transportarnos a cualquier lugar del tiempo vivido, a cualquier situación.

Nada como el regalo de los 5 sentidos juntos.