martes, 6 de junio de 2006

Comic

Hace algunos años ya, inicié un comic yaoi el cual no he podido terminar. A continuación pongo el texto, pues quiero compartirlo con todos ustedes, cada título en negritas es un capítulo en comic, supuestamente. Por favor al momento de leerlo ojalá puedan oir la rola que puse en el link de arriba, como música de fondo. Sin más preambulos, mi historia que quizás algún día sea comic:

Teaser

De madrugada, en una solitaria calle, el zumbido del alumbrado público era lo único que le hacía compañía a Bastian, él parado a la mitad de la calle contemplando las estrellas, al borde de las lágrimas soltó un grito desgarrador, la tranquilidad de la noche cuya sutil belleza sólo puede ser apreciada por los descorazonados fue interrumpida. La armonía nocturna rota.

-Aaaaaaaaaaaaaarrrggghhhh!!!!!!!! ¡Por qué! ¡Por que a mí! ¿Por qué me pasa esto? ¿Qué hice mal? ¡Qué! Como si no fuera suficiente con pensar lo que pienso, con sentir lo que siento… con quemarme por dentro.

No lo entiendo, ¿por qué yo? Siento correr la electricidad por mi cuerpo… voy a explotar.

De pronto, un aura cubrió el cuerpo de Bastian, su pelo se erizó por completo y un gran rayo surgió hacia el cielo para convertirse en una centella, un terrible estruendo se escuchó, como si el mismo cielo se hubiese desgarrado. Varias alarmas de los automóviles que estaban estacionados cerca de él se activaron. Una ventana se iluminó y una oscura silueta se asomó, pero no vio nada. Bastian ya no estaba.


CARPE DIEM

Tic, tac, tic, tac, falta un minuto para las 3 p.m., el sol se filtra por la ventana, el maestro habla y yo no escucho.

Riiiiiiiiiiiing y todos caminan avanzan a los pasillos, murmullan algo. Yo sólo oigo beee. Riiiiiing, y yo me quedo sentado.

Guardo mis libros, tomo mi mochila y me quedo sentado. No puedo levantarme.

-¡Bastian kun!

Volteo y ahí está él, tan tierno como siempre, tan sonriente que tiemblo por dentro.

-¡Vamos! Te invito a mi casa, ¡jugaremos Mage Knight toda la tarde!

-Yo…

-¡Ándale vayámonos ya!

Me toma del brazo, siento la tibieza de su mano. Me derrumbo.

-OK vamos.

Saliendo de la escuela, el sol está en pleno, las nubes pasan lentamente, los pájaros cantan. Es un hermoso día.

-Dime Glass, ¿cómo es que te dejan jugar Mage Knight tanto tiempo?

-Por favor, dime Alex, y pues mis papás no estarán por el fin de semana, ¡además es viernes!

-Ah sí claro, debe ser rico poder relajarte todo el fin de semana tu solo, ¿eh?

Bueno ni tanto, la verdad es que me aburro mucho. De hecho estaba pensando en que te quedaras el fin de semana en mi casa y divertirnos juntos.

-Bueno, yo…

-Por favor di que si, no quiero estar solo… otra vez.

-¡¡¡Heeeeeeeyy!!! –un sonido melodioso los interrumpió, era Tamara Hart compañera de ambos, Bastian apenas la conocía se le hacía muy simpática, pero no había podido entablar una platica seria con ella. Alex en cambio casi siempre estaba con ella, el era mucho más sociable.

-¡¡Hola Tamy chan!! Espero que no hayas esperado mucho –dijo Alex.

-No para nada apenas me dio tiempo de pasar a mi casa y dejar mis cosas.

-¿También iras a casa de Glass, Hart?

-Dime Alex, por favor.

-Si, ¡¡me encanta jugar mage knight!!

-Ya veo.

-Vamos, no perdamos tiempo –apuró Alex.

-OK vamos –dijo Bastian, quién dio un gran suspiro y pensó como es que se había metido en esta situación.

-Vaya, tienes una gran casa –dijo Bastian.

-Gracias.

-¿Es la primera vez que vienes, Fadden?

-Si, de hecho sí

-¡Basta de charla!

Y diciendo esto Alex sacó todas sus miniaturas de Mage Knight que cubrieron la mesa del comedor. Jugaron y jugaron, Bastian se divirtió como nunca antes.

Cuando empezaba a oscurecer, tocaron a la puerta, era el hermano de Tamara que había ido a recogerla.

-¡Me tengo que ir! Gracias por todo Alex kun. Cuídate Fadden.

-Por favor dime Bastian

-OK Bastian kun, ¡¡nos veremos el lunes!!

Bastian sintió un vacío en su estomago, estaba solo, en la casa, con Alex.

-Bueno. Solo estamos tú y yo, ¿qué te gustaría hacer, quieres jugar PS2?

-No de hecho estoy un poco cansado. Y ahora que lo pienso, no traje ropa para el fin de semana.

-Eso no es problema, puedo prestarte de la mía, es lo menos que puedo hacer. Es una suerte que tu mamá te haya dado permiso.

-Ni tanto, ella se preocupa demasiado, dice que no tengo suficientes amigos.

-Bueno, en parte tiene razón, creo que de todos en el salón solo me hablas a mí y a Tamara un poco.

-No es eso, es que me cuesta ser sociable, no se si te haya pasado, es como si todos fueran diferentes y me miraran raro. Odio eso, no se por qué tiene que ser así.

-Te entiendo perfectamente, si no fuera por Tamara yo también me sentiría igual.

-No, no creo que entiendas lo que me pasa, es que de hecho yo creo que si soy diferente.

Alex observó al consternado Bastian, con una mezcla tal de ternura e inocencia, parecía un cachorrito que no alcanzaba a comprender lo que su dueño intentaba decirle.

-¿Por qué lo dices?

-Yo…

Dies Irae

Bastian y Alex se habían quedado despiertos hasta tarde. La hora de las confesiones había llegado y dos campanadas se alcanzaron a oír en el reloj de la sala.

Bastian ante la inocente pregunta de Alex no tuvo más remedio que verlo a los ojos en busca de un atisbo de comprensión.

-Yo… -alcanzó a decir Bastian mientras pensaba -Maldición, por que siento esto, por que no puedo decírtelo, por que me provocas esto, ¡Maldita sea!, quisiera gritarlo de una vez por todas. Tengo miedo-.

-Tengo miedo de que si te digo me creas un fenómeno.

-Bastian kun...

De repente Bastian se cubrió de un aura blanca, los vellos se le erizaron incluyendo el pelo, sintió un estremecimiento. Acercó sus manos casi hasta juntarlas y un pequeño relámpago surgió.

Bastian dejó de resplandecer y suspiró, estaba débil en extremo, las piernas le fallaron, Alex apenas si pudo sostenerlo entre sus brazos y sostenerlo para que no cayera.

Bastian se estremeció entre los brazos de Alex, nunca pensó que estaría tan cerca de el, sentía la tibieza de su pecho.

-Bastian kun, ¿eso era lo que tenías miedo de decirme?

-Bastian no contestó, cerró los ojos se odió a sí mismo por no tener el valor.

-Todo estará bien Bastian kun- pero Bastian no oyó. Se había quedado dormido entre los brazos de Alex.

5 comentarios:

~Alos~ dijo...

Aunq no soy muy fan del yaoi , me parece que se merece la continuación no?

Raven dijo...

Woooooorales! Qué loco maese!

Sígale escribiendo, pues!

Anónimo dijo...

¿Qué es yaoi? =Q

Pos pasando el plagio de nombres te quedó chido, digo yo no lo puedo hacer lol por eso lo digo =D echale ganas y tal vez algún dia puedas ser un gran escritor de . . . yaoi? y luego tener millones de dolares, mujeres, autos, bienes, y luego tener SIDA y morir ^^.....eteeee mis mejores deseso lol.

Saludos. . . Coke

THOR dijo...

Excelente historia, creo que vale la pena arreglarla, pero no más texxto, así esta bien

Rwddael Inquisidor IX legion dijo...

Pues en realidad no tengo experiencia en el yaoi, pero el gancho de que Bastian tiene poderes misteriosos pueden ser parte de un argumento muy padre. No sé si Bastian será un héroe enmascarado y el único que conoce su secreto es Alex, pero por alguna razón de celos y desazón él pueda revelarlo.

Tiene muchas posibilidades y definitivamente me gustaría poder leer más.