sábado, 17 de enero de 2009

Reunión Plenaria de Antimateria Podcast

Bueno, la reunión de Antimateria podcast estuvo tan chida, pero tan chida que he decidido hacerla confidencial. Así que no habrá detalles al respecto. Solo dos videos que se subirán a YouTube, esten pendientes porque Alonzo es el encargado de subirlos.

Son varias las razones por las que he decidido hacerla confidencial, pero la principal fue porque nos la pasamos tan chido que los que no asistieron no merecen enterarse de como estuvo. MwahahahaHAHAHAHAHA!!!!!!!!

En fin, pasando a otras cuestiones, debo decirles que estos días estuvieron muy complicados para mi. El miércoles falleció la mamá de Raúl Solís, un muy querido amigo mío, lo conozco desde la universidad y desde entonces me ha brindado su amistad, su casa y su familia.

Cuando en mi trabajo me cambiaron de Toluca a Naucalpan el amablemente me recibió en su casa, viví con ellos durate ocho meses y me consideran de la familia, es como que mi segunda familia y no tengo palabras para expresar el agradecimiento que tengo para con ellos.

Sin embargo como dije, el miércoles falleció su mamá: Doña Noemí. Fue una señora que siempre se preocupó por su familia, batalló mucho para otorgarles una vida decente a sus hijos y siempre siempre les procuró ropa limpia y comida caliente.

Obviamente hizo mucho más que eso, fue una madre muy apegada a sus hijos, muchos dirían que demasiado, pero no puede reprochársele en absoluto que sus hijos no sean personas de bien. Desde luego fue más que una madre, fue una persona excelente y una mujer intachable. Como las personas chapadas a la antigua.

Así pues el fallecimiento fue el miércoles y el jueves no pude salirme temprano del trabajo por lo que ya no alcancé los serivicios funerarios, así que llegué en la noche a casa de Raúl y creo que valió mas que haya llegado hasta esas horas, porque ya había pasado todo el ajetreo que implica cremar a una persona.

Por lo que en la noche pude estar con el y con su hermano y pudieron por fin dejar de hacerse los fuertes para desahogarse, solo puedo decir que me siento muy honrado de haberles podido ofrecer mi humilde compañía y mi hombro para dejar fluir las lágrimas y tratar de mitigar el vacío que deja una persona tan querida e invaluable para ellos.

Debido a la reunión de Antimateria, todo se complicó un poco, el viernes recibí a Alonzo en el aeropuerto y estuvimos casi todo el día con Héctor, el sábado llegó Suldyn y también nos la pasamos súper chido.

Ahora que ya pasó el ajetreo, tengo tiempo para reflexionar de las cosas de la vida, de como unas se van y otras se mantienen, celebrando los avances de sus proyectos. Sólo espero que Raúl e Iván puedan encontrar el consuel que necesitan, pronto. Por mi parte doy las gracias a Doña Noemí por haberme recibido y abierto las puertas de su hogar e incluso hasta llamarme hijo postizo.

Y por otro lado, me da gusto que Antimateria podcast siga avanzando como proyecto y evolucionando siempre, nunca pensé llegar tan lejos y de verdad que estoy sorprendido del podcast, el cual me gusta mucho hacer, me divierte y satisface mi necesidad creativa.

Así está este fin de semana lleno de sentimientos encontrados y que aun no termina, porque el domingo tenemos pendientes cosas que hacer con Alonzo y acompañarlo al aeropuerto, me atrevo a decir que su estancia aquí le ha gustado mucho y espero que se haya sentido bien y divertido con nosotros. No dejen de leer su blog.

Yo por mi parte, continuaré filosofando y asimilando las situaciones por las que atravieso y que sin duda al destino mismo le divierten.

2 comentarios:

Gabriel Gray dijo...

Me hubiera gustado saber como estuvo, pero ni modos, ya veré próximamente los videos que subirá el buen Alonzo. Bueno ni se que mas escribir, así que lo único que me queda por escribir es que se cuiden muchos.

Marfila dijo...

para Ella: @);---